Consejos para transformar su empresa con políticas de trabajo en remoto

Editorial ORH Chile21 mayo 20217min
domenico-loia-hGV2TfOh0ns-unsplash

Deje que los empleados gestionen su horario de trabajo diario

Si su sector y el tipo de tareas lo permiten, dé la opción a los empleados de gestionar su horario de trabajo diario según sus necesidades personales, por ejemplo:

  • Cambiar la hora de inicio y fin de la jornada laboral, comenzando más tarde o terminando más temprano.
  • Utilizar tiempo para atender asuntos personales durante el día
  • Trabajar por la noche o los fines de semana y disfrutar de tiempo libre durante la semana
  • Tomarse una tarde libre para asistir a un programa de formación u otra actividad
  • Terminar antes o empezar más tarde por razones de cuidado a terceros y terminar el trabajo en otro momento
  • Trabajar en un número mayor de horas en determinados días laborales para poder trabajar menos horas en los días restantes.

Considere la posibilidad de permitir un esquema de trabajo desde cualquier lugar y proporcione a los empleados todo lo que puedan necesitar

Si el tipo de trabajo lo permite, considere la posibilidad de dar a sus empleados la opción de trabajar en la oficina o bien a distancia. La opción de trabajar en la oficina no tiene por qué excluir la posibilidad de trabajar desde casa ocasionalmente si es necesario. Pero, en ambos casos, las empresas deben asegurarse de que los empleados disponen de todo lo necesario para realizar su trabajo de forma adecuada, segura y cómoda.

Rebecca Grattan, Chief People and Culture Officer en Avast.

Cuando se elige trabajar desde la oficina, se debe garantizar que cada empleado tenga un lugar de trabajo individual. Por el contrario, si un empleado elige trabajar en remoto, hay que asegurarse de que tiene todo lo necesario para poder garantizar sus funciones desde casa. Por ejemplo, proporcionar un ordenador portátil, un monitor, una docking station y otros equipamientos necesarios, como una silla ergonómica y un escritorio que pueda instalarse en el lugar más conveniente.Además, las empresas deben garantizar la seguridad de sus redes y sistemas, así como el acceso seguro a los servidores y archivos de la empresa, independientemente del lugar donde trabajen los empleados.

Evaluar los resultados y el rendimiento, fomentar la autonomía y la responsabilidad

Una mayor libertad para elegir cuándo y cómo hacer su trabajo no significa que se ignoren las necesidades de los clientes o socios. La contribución de cada empleado a las actividades de la empresa no debe evaluarse en función del número de horas de trabajo, sino en función de los logros y resultados en un conjunto específico y previamente acordado de tareas y objetivos individuales.

Los nuevos mecanismos de trabajo deben ir acompañados de la responsabilidad personal para que cada empleado trabaje eficazmente, sin defraudar a sus compañeros y asegurando una prestación de servicios de calidad a nuestros clientes. Para ello, en Avast hemos introducido cinco principios de trabajo que regulan las actividades de todos los empleados y que recomendamos aplicar a todas las empresas:

  • Fomentar formas de trabajo maduras y adultas (basadas en la confianza mutua y la comunicación transparente y abierta)
  • Responsabilizarnos mutuamente (esto va en ambos sentidos, en términos de empleados y de liderazgo)
  • Promover un entorno centrado en los logros, no en las aportaciones.
  • Animar a todos a comportarse de forma autónoma
  • Trabajar eficazmente de forma asíncrona

La clave es encontrar el equilibrio adecuado entre la libertad y la responsabilidad: la responsabilidad hacia nuestros compañeros de equipo, colegas y clientes. Aquí es donde entran en juego el sentido común, la confianza mutua y el respeto.

Repensar y reutilizar los espacios de las oficinas

Por el momento, las oficinas de Avast permanecen cerradas, de acuerdo con las normativas y recomendaciones locales para preservar la seguridad de nuestros empleados, pero, al ver que la situación epidemiológica mejora en la mayoría de nuestras oficinas internacionales, hemos estado replanteándonos cómo reutilizar nuestras oficinas para proporcionar un entorno de trabajo seguro en el futuro.

Los protocolos asociados a la Covid-19 han creado la necesidad de replantear los espacios de las oficinas, crear entornos seguros y, en definitiva, desarrollar nuevas dinámicas de trabajo. Las empresas deben replantearse cuánto y dónde se necesita el espacio y cómo fomenta los resultados deseados de colaboración, productividad, cultura y experiencia laboral.

Además de los lugares de trabajo físicamente distanciados, las empresas deben proporcionar espacios o salas de reunión especialmente habilitadas para reuniones y otras actividades grupales. No sólo para los que trabajan desde la oficina, sino también para los que trabajan en casa la mayor parte del tiempo, pero que pueden acudir ocasionalmente a ciertas reuniones de equipo.

Las organizaciones deben crear espacios de trabajo específicamente diseñados para apoyar los tipos de interacciones que no pueden producirse a distancia. Nuestro trabajo como empresas es crear un entorno seguro en el que las personas puedan disfrutar de su trabajo, colaborar con sus compañeros y alcanzar los objetivos de la organización.

Aunque los nuevos esquemas de «trabajo en remoto» pueden suponer un reto en cuanto a los procesos legales, la infraestructura de las oficinas y el propio estilo de trabajo, aportan grandes ventajas a las empresas. Los empleados ganan más agilidad, mayor flexibilidad y más opciones para elegir cuándo, dónde y cómo trabajar. Es un enfoque diseñado para que las personas den lo mejor de sí mismas en el trabajo y desarrollen su carrera en armonía con su vida personal, sus ambiciones y sus sueños.

Artículo escrito por Rebecca Grattan, Chief People and Culture Officer en Avast.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 en España trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.

Y desde 2018, estamos en Chile.

  • ORH CHILE es un Centro de Investigación y Difusión de las Nuevas Tendencias para el Desarrollo de las Personas, desde la perspectiva individual y organizacional.
  • Trabajamos en: Investigación, Difusión, Aprendizaje y Soluciones de negocio para empresas, somos GROWTH HACKER.

Nuestros Otros Proyectos


Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Síguenos en Redes Sociales