Coronavirus: Están las organizaciones preparadas para gestionar el bienestar de sus colaboradores
Office colleagues talking at work

Por Byron Amores, Singularity University Ambassador en Singularity University, Co fundador de Habits.ai

Sin duda, la humanidad está siendo puesta a prueba. Los diferentes acontecimientos político sociales, así como la pandemia ocasionada por el Covid 19, van a dejar una marca profunda en la sociedad. Una sociedad que va a requerir de nuevas formas de abordar cómo se venían haciendo las cosas.

Aunque el mundo no volverá a ser igual al que vivíamos antes de la pandemia, sin duda, hay oportunidades que salen a flote y debemos aprovecharlas.

En cuanto a la gestión de talento, estas circunstancias también van a marcar un antes y un después. Así como en la sociedad en general, el impacto en las organizaciones también es profundo. Dados los últimos acontecimientos muchas empresas pequeñas, medianas y grandes se han visto sobrecargadas al intentar mitigar la situación con planes de contingencia para permitir la subsistencia de los negocios.

Lamentablemente, y pese la inmediatez de las respuestas para sostener el negocio y contener a los colaboradores, nos damos cuenta de los grandes vacíos que existen para enfrentar situaciones como las vividas.

Los cuestionamientos sobre el teletrabajo, la emergencia médica, los riesgos psico-emocionales, el bienestar de los colaboradores, etc., quedan sobre la mesa sin saber si actuamos de forma estratégica o reactiva.Pensar que el correo electrónico, las cadenas de WhatsApp o las plataformas de gestión de proyectos suplen un análisis o una gestión estructurada puede poner en riesgo la sostenibilidad del negocio si no conocemos con mayor profundidad cómo están las personas de nuestros equipos. En qué condiciones y con qué nivel de esfuerzo y estrés están llevando a cabo las tareas a cumplir.

Entonces cuáles son los mitos que se han destrabado y cuáles las lecciones de las que podemos aprender con una mirada a lo positivo y negativo de esta situación.

Lo positivo:

1. Los grandes problemas se resuelven juntos de forma colaborativa. Los empleados comprometidos juegan el rol más importante para mantener a flote el barco. Y no solo los colaboradores de la propia organización sino también aquellos que interactúan en las diferentes redes y comunidades que comparten los mismos dilemas.
2. El teletrabajo, las video conferencias, la digitalización son medios confiables y viables. Ya no está en duda si se puede o no se puede implementarlos, simplemente llegaron para quedarse. Pero, por sí solos, esos medios no reemplazan a un colaborador comprometido. Eso sí, son herramientas y canales que ayudan y mejoran la productividad a la vez que abren una nueva mirada para ver de forma más estratégica cómo gestionar a los colaboradores.
3. Las nuevas herramientas digitales están al alcance de las organizaciones y gobiernos. Nos dimos cuenta que no era una cuestión de recursos, sino una cuestión de decisión. Es cambiar el status quo de la gestión de talento tradicional por la gestión de talento apoyando a las organizaciones de herramientas digitales.

Lo negativo:

1. Si bien la tecnología está disponible, son pocas las empresas que ya están usando herramientas que permiten tener un radar de información para saber lo que pasa con los colaboradores. Las organizaciones conocen todo sobre la producción, las ventas, el mantenimiento, las metodologías ágiles, pero no saben de manera estratégica qué sucede con sus colaboradores. Las encuestas de clima, salarios de mercado etc… ya no son más parte de la estrategia, son meros cálculos transaccionales o fotografías a destiempo. Las empresas no cuentan con información que les permita una visión continua y multidimensional del impacto que tiene cuidar del bienestar de sus colaboradores y que a su vez redundan en productividad organizacional.
2. La tecnología hoy nos permite mayor y mejor comunicación pero aún están en desarrollo los modelos adecuados que nos permitirán usarla de forma apropiada. Hoy nos vemos obligados a practicar el distanciamiento social pero tenemos pocas herramientas para practicar la socialización a distancia de forma productiva, continua y en comunidad.

La inmediatez de la pandemia reciente debería generar un cuestionamiento a nivel del liderazgo estratégico, debería cuestionarnos sobre la posibilidad de reaccionar para detener otras pandemias silenciosas (enfermedades causadas por estilos de vida) que cobran vidas, aumentan costos y bajan la productividad en las organizaciones.

Descubre en Chile y Latam una de las aplicaciones mas innovadoras para transformar el lugar de trabajo a nivel organizacional aumentando el bienestar, la salud y la productividad. Habits.ai lo hace por ti.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 en España trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.

Y desde 2018, estamos en Chile.

  • ORH CHILE es un Centro de Investigación y Difusión de las Nuevas Tendencias para el Desarrollo de las Personas, desde la perspectiva individual y organizacional.
  • Trabajamos en: Investigación, Difusión, Aprendizaje y Soluciones de negocio para empresas, somos GROWTH HACKER.

Nuestros Otros Proyectos


Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Síguenos en Redes Sociales