Diseña un plan de comunicación efectivo para comunicar los beneficios de la empresa

Editorial ORH Chile11 julio 20217min

Uno de los principales dolores que tienen las empresas en materia de beneficios es la comunicación.

La falta de conocimientos sobre los beneficios de la empresa es un tema que afecta directamente en la percepción de la compensación total, por lo tanto, diseñar un  buen plan comunicacional sobre los beneficios corporativos para que sean conocidos y valorados por todos, siempre será una excelente inversión. Los expertos recomiendan lo siguientes pasos para su diseño:

I. Análisis

  • Identificación y clasificación de la audiencia: la segmentación es importante: diferenciar el mensaje por tipo de audiencia mejora los resultados. La implicación de los mandos intermedios como embajadores del programa es clave.
  • Identificación y diagnóstico de los canales de comunicación: medir la tasa de apertura de los correos electrónicos o el número de visitas a la Intranet nos da una idea de la efectividad de la comunicación por cada canal. Tener una visión amplia al respecto ayuda, las zonas comunes pueden ser un canal de comunicación efectivo.
  • Definición de los objetivos de la comunicación: marcar unos objetivos cuantificables y medibles ayuda a definir una estrategia apropiada.
Preguntas básicas:
  1. ¿Qué queremos conseguir?
  2. ¿Cuándo? ¿A través de qué canales?
  3. ¿Quiénes son las personas claves en la organización que pueden ayudar a impulsar el mensaje?

II. Definición

  • Los mensajes: los mensajes directos y sencillos son los más efectivos. La personalización es fundamental. La posibilidad de poder interactuar con nuestros interlocutores a través de las nuevas tecnologías de la información incrementa su efectividad. El diseño también es un aspecto importante a considerar, diseños gráficos relevantes que capten la atención de los empleados y que ayuden a percibir el valor programa.
  • El tono: el tono a utilizar lo definirá el tipo de audiencia a quien va dirigido el mensaje y la cultura interna de la propia compañía. Es importante empatizar con la audiencia, la cercanía es un aspecto significativo a considerar.
  • Los formatos: aprovechar todos los canales disponibles para difundir el mensaje, y hacer que éste llegue por ende a través de distintas vías, incrementa el éxito de implantación. La tendencia es utilizar cada vez más los formatos digitales e interactivos, aunque el papel sigue siendo importante y en muchos casos imprescindible (como en aquellas organizaciones cuyos empleados no disponen en su totalidad de correo electrónico o acceso a la Intranet, ej. fábricas). La comunicación directa es altamente efectiva si se complementa con otros formatos, como la comunicación en cascada y sesiones presenciales.
  • La estrategia: la adopción de una estrategia mixta que empuje a los mandos intermedios y directivos a trasladar el mensaje en cascada, y que tire de los empleados hacia la contratación de los beneficios suele ser la más eficaz.

La identificación del personal comprometido con la organización y su capacitación como embajadores de cambio aumenta la efectividad en la implementación del programa.

Los mandos y gerentes han de conocer los beneficios que obtienen como gestores de equipos con la adhesión de sus empleados en estos programas, para empujar a sus equipos en la contratación (mejora del compromiso, incremento de la productividad, reducción del absentismo, retención del talento, entre otros). Los empleados han de poder identificar el valor del programa con las explicaciones justas (ahorro, deducciones fiscales, productos de calidad, etc.).

III. Planificación

• El cronograma: nos ayudará a mantener un orden y control sobre las acciones de comunicación a realizar. Es importante identificar a las personas responsables e implicadas en cada acción.
• Fijación de KPIs: establecer unos parámetros de control permitirán identificar desviaciones sobre el plan y establecer acciones correctoras a tiempo.

IV. Ejecución

• Monitorización: la monitorización de la efectividad de las acciones de comunicación es un aspecto central en la fase de ejecución. Los KPIs establecidos nos darán una visión de cómo está yendo, identificar las áreas que necesitan mejorar y establecer mecanismos de corrección. El plan de comunicación se debe confeccionar de forma flexible y dar la posibilidad de reconducirlo hacia la dirección correcta.

Considerar la comunicación como un elemento clave en la implementación de un programa de beneficios sociales, contemplando en ella los elementos arriba descritos, ayuda en gran medida a obtener el ansiado retorno que todas las organizaciones buscamos en nuestras inversiones.

Escrito por Fernando Lillo, Consultor de Comunicación en Aon Hewitt.

 


 

 

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 en España trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.

Y desde 2018, estamos en Chile.

  • ORH CHILE es un Centro de Investigación y Difusión de las Nuevas Tendencias para el Desarrollo de las Personas, desde la perspectiva individual y organizacional.
  • Trabajamos en: Investigación, Difusión, Aprendizaje y Soluciones de negocio para empresas, somos GROWTH HACKER.

Nuestros Otros Proyectos


Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Síguenos en Redes Sociales