Gestión del bienestar mental en la empresa: ¿Responsabilidad del empleado o del empleador?

Editorial ORH Chile14 octubre 20217min

La cultura popular suele transmitir que el agotamiento o el estrés en el trabajo es principalmente un problema del individuo. Es decir, son las personas las que se agotan debido a su personalidad, sus comportamientos, su forma de ser, su actitud o sus problemas.

¿De lo contrario, por qué habría algunas personas que presentan licencias mientras que otros frente “a las mismas” condiciones no lo hacen?

Desde esta perspectiva, el problema es el individuo y la solución entonces radicaría en que la persona cambie. Lo lógica entonces para mejorarla sería llenar de entrenamientos y conocimientos a los colaboradores (idealmente en su tiempo libre por supuesto)

Sin embargo, la ciencia de la psicología industrial, organizacional y clínica ha demostrado de manera bastante clara que lejos de ser una única causa, son varios factores los que en distintos momentos inciden en cada persona para determinar cuanto y cómo se agotan.

¿Es lo mismo asistir a trabajar habiendo dormido bien y desayunado con calma que asistir en una de esos primeros meses de paternidad o maternidad donde el trasnoche y la falta de tiempo y sueño es la tónica?

Incluso, ¿es lo mismo asistir en cualquiera de estas condiciones cuando se está en un cierre de mes o en períodos de alta demanda operacional que en aquellos donde tenemos tiempo suficiente para poder tomar aire o distenderse socialmente con nuestros compañeros?

¿Y si a cualquiera de estas situaciones sumamos algún evento fuera de nuestro control como por ejemplo una enfermedad personal o de un ser querido, un problema en el colegio de nuestros hijos, una situación social conflictiva o incluso una pandemia mundial como la vivida con el COVID-19?

Por último: ¿Qué saco con comer saludable, respirar y hacer ejercicio si día a día en mi trabajo me encuentro con una carga de trabajo irrealista, líderes que no apoyan a sus equipos, me falta el conocimiento y la capacitación para hacer lo que se me pide o bien percibo que la compensación por mi trabajo es abusiva?

Si empezamos a sumar factores, nos damos cuenta que todo suma e influye en nuestra salud mental y su impacto en el trabajo.

Usualmente se ha puesto el foco en las consecuencias negativas de todo esto para la salud mental de las personas, pero cada vez más el foco se ha ido dirigiendo también a la inmensa pérdida económica que esto conlleva en las empresas.

Actualmente el bienestar mental es la principal causa de tiempo de trabajo perdido y le cuesta anualmente 1 trillón de dólares al mundo.

Basta preguntarse: ¿Quién aporta o produce más?: …¿Un trabajador exhausto y desmotivado o alguien comprometido y entusiasmado?…

De todo esto quisiera rescatar 3 consecuencias que son fundamentales para cualquier persona que quiera gestionar el estrés y el bienestar mental en su trabajo:

  • El bienestar mental no es estático, es dinámico
    El estrés y el bienestar mental de las personas en el trabajo no es estático, es decir, no es siempre igual. Va cambiando con las circunstancias del trabajo y de la vida de las personas a través del tiempo, por lo que su atención y gestión es igualmente dinámica. Requiere estar atentos día a día en el trabajo e ir gestionándola según se requiera. Habrá períodos más tranquilos y períodos más desafiantes, tanto para las organizaciones como para las personas.
  • La responsabilidad es tanto del empleador como del empleado, no lo uno o lo otro.
    Las consecuencias en el bienestar mental de las personas vienen dadas de la interacción entre las condiciones del lugar de trabajo y las cosas que a cada persona le pasan en su vida personal. Esto abre una realidad crítica para la gestión del estrés y el bienestar mental laboral. No son solo las empresas o solo las personas las que deban hacerse cargo de el bienestar mental, ambos actores deben hacer su parte para poder beneficiar tanto el bienestar de las personas como el resultado de los negocios. Trabajar en ello de manera CONJUNTA es gestionar el estrés y el bienestar mental laboral.
  • El lugar de trabajo es un espacio fundamental tanto para dañar como para sanar el bienestar mental, todo depende de como se gestione.
    El trabajo es un aspecto central de la vida de los seres humanos, pasamos la mayor parte de nuestras vidas adultas y del tiempo que estamos despiertos en ellos. Cuando son positivos los trabajos permiten conseguir la satisfacción de necesidades fundamentales, tales como los ingresos, el aprendizaje, la socialización con otras personas, el desafío y crecimiento personal. Cuando es negativo el trabajo puede transformarse en una fuente de sufrimiento y daño, sacrificio físico y mental fatigantes, maltrato y violencia, e incluso injusticia e indignidad humana.

Cada lugar de trabajo es único, tiene su propia cultura y responde a un sinfín de características propias de cada rubro, sector y momento, entre tantas otras cosas. Y cada una de las personas dentro de sus posibilidades y elecciones es libre de buscar el lugar y cultura que más le acomode.

Escrito por: Alan Breinbauer 

Alan Breinbauer
Psicólogo y empresario con más de 10 años de experiencia en el apoyo a organizaciones a mejorar la calidad de vida

En STAY creemos firmemente que mientras mayor sea el calce entre el trabajo y las personas, tanto mejor será la experiencia y los resultados para ambos. Pero eso no llega solo, inmediato, ni gratis, requiere el esfuerzo de ambas partes de poner lo mejor para que así sea. Es justamente aquí donde la gestión activa del estrés y el bienestar mental se transforma en una herramienta de gestión organizacional de la que sin dudas todos se pueden beneficiar.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 en España trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.

Y desde 2018, estamos en Chile.

  • ORH CHILE es un Centro de Investigación y Difusión de las Nuevas Tendencias para el Desarrollo de las Personas, desde la perspectiva individual y organizacional.
  • Trabajamos en: Investigación, Difusión, Aprendizaje y Soluciones de negocio para empresas, somos GROWTH HACKER.

Nuestros Otros Proyectos


Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Síguenos en Redes Sociales