Las Consecuencias de No pagar las Moras Presuntas (Parte II)

Editorial ORH Chile27 septiembre 20217min

Cuando un empleador se enfrenta a la tarea de pagar cotizaciones obligatorias puede optar entre tres opciones, pagar, declarar y no pagar, o simplemente no declarar ni pagar.

En la primera opción existen a su vez dos posibilidades, pagar de más o de menos, lo que generará un exceso de cotización o una planilla complementaria por descuadratura.

Si el empleador decide declarar y no pagar, sabe de antemano que existe una deuda previsional en la cual la institución deberá ingresarla a tribunales en 180 días.

¿Pero qué sucede cuando el empleador decide no declarar y no pagar?

Para entender que sucede debemos revisar lo que sucede por parte de las instituciones que reciben los pagos de cotizaciones. Estas instituciones venían recibiendo pagos o declaraciones de forma mensual y de pronto aparece un mes donde no existe información de parte del empleador. En este caso se genera lo que se denomina “mora presunta”, definida por PreviRed como “una supuesta deuda que asume la AFP /AFC cuando no recibe el pago de la cotización de un trabajador(a) en un periodo ni tampoco una justificación del no pago.

Cuando esto sucede la AFP / AFC envía una carta al domicilio del empleador informándole la existencia de una cotización impaga de un trabajador, la cual no tiene el respaldo correspondiente de que se trata de un cese o finiquito, ausentismo, subsidios, entre otros.

¿Qué Cotizaciones generan una Mora Presunta?

Cotización Obligatoria, Ahorro Previsional Voluntario (APV), Ahorro en Cuenta N°2, Indemnización de trabajadores/as de casa particular, depósitos convenidos, cotizaciones por trabajo pesado y cotizaciones al seguro de cesantía (AFC).

De acuerdo a la definición no sólo se genera mora presunta por no declarar y no pagar, sino que también por no informar a las instituciones acciones que justifique esa declaración y no pago (movimiento de personal). Las causales más comunes son los términos de relaciones laborales, permisos sin goce de sueldos, ausentismos, licencias médicas entre otros.

Podría pensarse que esta deuda al ser presunta no generaría tantos problemas ya que se debe en la mayoría de los casos a falta de información de las instituciones, pero nada dista más de la realidad.

  • En primer lugar, el no declarar una cotización trae aparejada una multa de 0,75 Unidad de Fomento por cada trabajador cuyas cotizaciones no se declaren o cuyas declaraciones sean incompletas o erróneas.
  • En segundo lugar, si se trata de una trabajadora de casa particular, el no pago de la cotización de acuerdo a la Dirección del Trabajo, genera una multa, a beneficio fiscal, de 0,2 unidades de fomento cuando las cotizaciones son pagadas el mes subsiguiente a aquél en que fueron retenidas de las remuneraciones de los trabajadores; y de 0,5 unidades de fomento si son pagadas después de esta fecha, aun cuando no hubieran sido declaradas.
  • En tercer lugar, uno de los requisitos que impone el Estado para poder ser acreedor de una licitación es no contar con deudas previsionales, por lo que las empresas que se encuentren en esta situación no podrán postular a las mismas
  • En cuarto lugar, el Estado exige como requisito para la entrega de subsidios que los que postulan a estos no cuenten con deudas previsionales.
  • En quinto lugar, de no regularizar a tiempo, la deuda puede ser ingresada al boletín laboral y previsional lo que le generará al empleador problemas con instituciones financieras para la obtención de crédito.
  • En sexto lugar, si la mora es de aquellas en las cuales se debió pagar la cotización, pero no se hizo, lo que corresponde es el reconocimiento de deuda y el pago atrasado de la misma, lo que lleva aparejado el cobro de intereses, reajustes y los gastos de cobranza prejudicial de los estudios jurídicos.
  • En séptimo lugar, el no pago de cotizaciones previsionales por un lapso mayor a 12 meses afecta a la cobertura del seguro de invalidez y sobrevivencia de los trabajadores dependientes.

En general, los empleadores que no paguen las cotizaciones previsionales no podrán percibir recursos provenientes de instituciones públicas o privadas, financiadas con cargo a recursos fiscales de fomento productivo.

Si el empleador no regulariza la mora presunta (último día hábil del mes subsiguiente del vencimiento del plazo para pagar las cotizaciones), se generará una DNPA “Declaración y No Pago Automática”, ya que la ley establece que el empleador asume y reconoce tácitamente la existencia de una deuda, generando una DNP, quedando facultada la AFP/AFC para iniciar las acciones prejudiciales (720 días) antes de su entrada a tribunales, lo que lleva aparejada la posibilidad de arresto al representante legal de la empresa deudora.

De acuerdo a todo lo anterior es de vital importancia poder contar con la asesoría especializada de manera de poder regularizar esta mora en el menor plazo posible de manera de poder evitar sus consecuencias.

Autor: Esteban Arévalo, Abogado, Fiabilis Chile, contacto: earevalo@fiabiliscg.com

Puedes leer la primera parte de este artículo en  Las Consecuencias de No Pagar las Deudas Previsionales (Parte 1).

Descarga el archivo del artículo Moras Presuntas y sus Consecuencias

 

 

 

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 en España trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.

Y desde 2018, estamos en Chile.

  • ORH CHILE es un Centro de Investigación y Difusión de las Nuevas Tendencias para el Desarrollo de las Personas, desde la perspectiva individual y organizacional.
  • Trabajamos en: Investigación, Difusión, Aprendizaje y Soluciones de negocio para empresas, somos GROWTH HACKER.

Nuestros Otros Proyectos


Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Síguenos en Redes Sociales