Viviendo la innovación desde la Cultura

innovation-oki

Hoy en día es muy común oír hablar de innovación en el ámbito empresarial como uno de los atributos más valiosos de la economía digital y que más valor aporta a la imparable velocidad de cambio que vivimos en las empresas.

La permanencia media de las empresas en el S&P 500 ha pasado de 33 a 18 años y se anticipa que en 2026 la permanencia media habrá seguido bajando hasta alcanzar los 14 años.

Los ciclos de vida de los productos se acortan y los modelos de negocio son mucho más dinámicos y, es por esta razón, por la que la mayor parte de las empresas están tratando de incorporar la innovación como elemento crítico de la nueva cultura organizativa, para acelerar los procesos de cambio y transición hacia un mercado cada vez más digital. Pero la primera pregunta es, sin duda, ¿qué entendemos exactamente por innovación?

La innovación es la capacidad que tienen las compañías para evolucionar y generar nuevas ideas, pero a la vez es una condición, es un estado que necesitamos que forme parte del ADN de las compañías de una manera natural y continuada.

Innovar consiste en saber mirar hacia adelante, pero sobre todo en ser capaz de mantener esa mirada en el tiempo. Necesitamos instrumentar, industrializar y anclar el proceso de innovación en las organizaciones con vocación de permanencia.

Innovar representa transformar nuevas ideas en resultados:

Hay tres aspectos importantes que tener en cuenta para lograr la innovación:

  1. La generación de ideas es un proceso importante y necesario, pero no suficiente. Generar más ideas per se no nos hace más innovadores, pero es el comienzo del proceso. Y la única forma de tener buenas ideas es tener muchas ideas. No importa que muchas de ellas no se lleven a la práctica, pero es de vital importancia que las mejores ideas si sean implantadas, de lo contrario, no se obtiene el impacto deseado y por tanto no constituye innovación.
  2. Cuando la implementación de una nueva idea se puede llevar a cabo sin alterar el día a día, entonces es que no estamos hablando de innovación sino de mejora continua. Lo que distingue a la innovación de la mejora es que la transformación de la idea innovadora requiere hacer algo distinto de lo que la empresa venía haciendo en el pasado.
  3. La innovación exige y se apoya en un nuevo desarrollo, ya sea algún aspecto de conocimientos de base, un nuevo proceso o un enfoque de dirección, en definitiva, algún desarrollo interno que complementa a la nueva idea inicial. Innovar hoy facilita innovar mañana.

Que tienen en común las empresas más innovadoras

La alta dirección en empresas altamente innovadoras comparte valores que favorecen la experimentación y el aprendizaje.

La historia de Apple, una de las empresas más innovadoras, no está exenta de intentos fallidos, como puede ser el pionero ordenador PDA Newton o, con menos grado de acuerdo, Apple TV o Apple Pippin, pero, sin embargo, Apple ha incorporado los aprendizajes extraídos de sus errores en los desarrollos posteriores. Así, el teléfono móvil desarrollado con Motorola, E790 iTunes, o el ordenador Lisa pueden calificarse como proyectos fallidos, pero aportaron distintas características que fueron introducidas con éxito en el revolucionario iPhone.

Los directivos de Ikea animan a los empleados a buscar nuevas y mejores formas de hacer las cosas en todos los aspectos de su trabajo. Ikea promueve el cambio y la mejora continua, aun cuando la empresa es el líder mundial indiscutible en la distribución de mobiliario. La gente en el grupo Ikea se siente a menudo tan estimulada por encontrar nuevas formas para alcanzar los objetivos, como por los logros en sí mismos. Ellos se inspiran en el descubrimiento y están constantemente en el camino para el desafío siguiente.

Guy Laliberté, fundador y CEO de Cirque du Soleil, no se conforma con los éxitos del pasado: «Un día típico para mí en las oficinas de Cirque empieza preguntándome:¿Qué es lo imposible que haré hoy?»

Pero… ¿la innovación es exclusiva del departamento de tecnología o va más allá?»

La realidad es que la innovación va mucho más allá de los departamentos de tecnología o de sistemas de la información de las compañías. Hay otros aspectos además de la tecnología que hacen que una empresa avance por el camino adecuado de la innovación:

  • Innovación desde la tecnología, estamos inmersos en la cuarta revolución industrial y es obvio que los avances tecnológicos como, por ejemplo, los desarrollos en robótica, nanotecnología, biotecnología suponen una vía de innovación.
  • Innovación en la estrategia, las empresas innovadoras sistematizan la innovación y la convierten en parte de su cultura, de su estrategia, y este es uno de los elementos diferenciadores.
  • Innovación en procesos y operaciones, la innovación en procesos supone la modificación de los procesos existentes o la creación de nuevos, con el objetivo de incrementar su nivel de eficiencia.
  • Innovación desde las personas, la mayoría de las innovaciones no proceden del desarrollo de nuevos productos, sino que suelen venir de una forma diferente de plantear la solución a un problema o a una necesidad y suelen tener el origen en un nuevo planteamiento de una persona.

La realidad nos demuestra que la innovación de hoy en día está más impulsada por la creatividad de las personas que por la investigación científica realizada en laboratorio.

Hacia una cultura más innovadora

Si deseas que tus empleados sean más creativos en su trabajo diario, no puedes confiar en conseguirlo únicamente con zonas de descanso, con mesas de ping-pong, grifos de cerveza con autoservicio, sillas de pufs o eventos como los hackáthones. Para fomentar la innovación es necesario fomentar su sensación de desafío:

  • Ofrece a tus empleados proyectos que sean exigentes, que les supongan un reto, pero a la vez asegúrate de que disponen de las capacidades para afrontarlo o, en caso contrario, de brindarles la oportunidad de adquirirlas para poder afrontar ese reto con éxito.
  •  No ofrezcas un nuevo proyecto a quien este libre o a quien pienses que pueda terminarlo más fácilmente. Antes de ofrecer este nuevo proyecto, hazte la siguiente pregunta: «¿Quién se sentiría más desafiado por este proyecto y a su vez tiene la capacidad de enfrentar el desafío?».
  • Convierte el error en un proceso de aprendizaje. Ten como objetivo el 80% de éxito en tus proyectos. Si esperas que todos tus empleados consigan proyectos con un 100% de éxito, es improbable que corran riesgos, lo que es un factor crítico de innovación. Hacerles saber que el 70% de éxito es suficiente hará que corran ese riesgo necesario para lograr la innovación.

Conclusiones:

  • Las empresas que quieran ser innovadoras deben conseguir que su cultura fomente entre sus profesionales comportamientos como el desafío a la rutina, el inconformismo y, sobre todo, cuestionarse los porqués de las cosas.
  • Cuando hablamos de innovación estamos hablando no de cambiar las respuestas sino de reformular las preguntas.
  • La innovación sostenible es una actitud, un estilo y una forma de trabajar que hay que perpetuar en el ADN de las compañías.

La cultura de las organizaciones es «el acelerador o el freno de los grandes cambios» y hay que llegar a la cultura y hacer que la innovación llegue a nuestra estrategia, a nuestras personas, a nuestros procesos y a nuestra tecnología.

Autores: Francisco Puertas y Elia Burgos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 en España trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.

Y desde 2018, estamos en Chile.

  • ORH CHILE es un Centro de Investigación y Difusión de las Nuevas Tendencias para el Desarrollo de las Personas, desde la perspectiva individual y organizacional.
  • Trabajamos en: Investigación, Difusión, Aprendizaje y Soluciones de negocio para empresas, somos GROWTH HACKER.

Nuestros Otros Proyectos


Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Síguenos en Redes Sociales